«Estoy en una nube», dice la lotera que ha repartido el Gordo en Bilbao

Maribel Pecharromán, en su despacho. /L. Calabor
Maribel Pecharromán, en su despacho. / L. Calabor

El local, situado en la calle Ledesma 16, ha repartido 66,8 millones de euros, correspondientes a 16 series y siete décimos. «Aunque algo hemos devuelto», añade

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

El Gordo de este año, el 03347, se ha repartido prácticamente en todas las provincias españolas. Pero ninguna administración está tan bien situada para celebrarlo como la del número 16 de la calle Ledesma, rodeada de bares que hoy bullían en una jornada de compras. Bilbao se ha beneficiado de uno de los mayores pellizcos del primer premio del Sorteo de Navidad: 66,8 millones de euros, correspondientes a 16 series y siete décimos que ha vendido esta veterana administración.

«La cantidad que teníamos asignada eran 30 series, pero algo hemos devuelto a la delegació», concreta Maribel Pecharromán, gerente de Lotería Ledesma. En total, 13 series y tres décimos. «No me ha dado tiempo a coger una calculadora, llevo atendiendo a los medios desde que ha salido el número en la pantalla. Justo estaba comentando con un cliente que el Gordo estaba tardando muchísimo, se estaba haciendo de esperar. Y de repente, ¡pam! Me sonaba el número, pero he tenido que confirmarlo en nuestro listado».

El 03347 es un número «que nos habían asignado este año, no estábamos abonados a él», detalla Maribel. Esta jugosa parte del Gordo, desvela, ha ido en su mayor parte a una empresa que compró varios décimos para sus trabajadores y clientes. La dueña de la administración afirma «no estar autorizada» para dar el nombre de la empresa, aunque precisa que es «de Bilbao y alrededores».

«No me lo puedo creer, estoy como en una nube», confiesa Maribel, que heredó la administración de su padre. «Mi padre confió en mí para hacerme cargo y llevo casi veinte años. Este fue uno de los primeros despachos de Bilbao, primero de quinielas y después accedimos a la lotería. Siempre en esta calle, en Ledesma, que es como un pueblo. Todo lleno de bares y pintxos para celebrarlo a tope....».

Su padre, eso sí, nunca dio el Gordo. Hace tres años dieron un cuarto premio de Navidad, y también han repartido premios de Primitiva y 1X2. «En 1992 dimos uno de la Primitiva de 882 millones de la antiguas pesetas. Pero este es más especial y mediático», reconoce Maribel Pecharroman, que ya ha hablado con alguno de los premiados aunque no suelta prenda. «Nosotros no nos hemos quedado con nada, claro que si lo hubiese hecho tampoco lo diría. Estamos muy contentos, porque repartir alegría es fantástico».

Lotería de Navidad 2018