Aya, la niña de los «miiiiiiiiiiiiiiil euros»

Aya, todo energía, durante el sorteo- / RTVE

La peque ha puesto la nota graciosa al sorteo con su particular y entusiasta forma de cantar los premios, que ha tenido que ser refrenada por el notario... al menos, un poco

Solange Vázquez
SOLANGE VÁZQUEZ

Aya es ya la estrella del sorteo de la lotería. Sobre las once le ha tocado el turno de cantar los premios de la quinta tabla. Cantar, literalmente, porque ha hecho un derroche vocal que ni los concursantes de 'Operación Triunfo'. Con su coleta bien alta y mucha decisión, hecha un torbellino, ha pronunciado con mucho entusiasmo y energía esa cantinela típica del día de hoy de «miiiiiiiiiiiil euros, miiiiiiiiiiiiiil euros». Lo repetía una y otra vez, alargando la palabra hasta el infinito y más allá, muy segura de sí misma, encantada de su potencia. Tanto que, en un momento dado, a los asistentes al sorteo se les han empezado a escapar alguna risilla a causa de las cualidades operísticas de Aya Ben Hamdouch, que estaba ajena al revuelo que empezaba a montarse. Como debe ser en una profesional. Y eso que la niña tenía que hacer esfuerzos para poder introducir las bolas de premio debido a su escasa estatura, que la obligaba a inclinarse completamente sobre la mesa y alargar el tradicional «miiiiiiiiil euros» aún más para tener tiempo de hacer la maniobra.

En un momento dado, un notario se ha acercado a ella y le ha comentado sutilmente que, aunque lo estaba haciendo muy bien , tenía que acortar un poco la 'canción'. Un momento delicado, con los nervios Aya podía asustarse y venirse abajo, algo muy propio de los niños... pero no. Se lo ha tomado bien la chavala y ha seguido tan campante. Eso sí, algo más comedida... al menos, durante un rato. Aunque, si llega a cantar el Gordo, echa abajo el Teatro Real. No ha sido así, pero sí que ha cantado un quinto premio, también con una ilusión desbordante. Por eso, cuando ha abandonado el escenario a las 11.30, con paso firme, mirada al frente y andares de reina, la sala la ha vuelto a ovacionar y han coreado «¡Tú si que vales, tú sí que vales!». Algunos hasta se han puesto en pie, como si depidisen a una gran diva de la ópera.

En Twitter se ha hecho ya con una legión de fans que se han enamorado de su pasión. De hecho, por su particular forma de decir «miiiiiiiiiiil euros» hasta la han propuesto como 'patrona de los mileuristas'.