El 42206 sonríe a Llodio con 34 millones

Muchos agraciados se han acercado al bar-restaurante El Túnel para celebrar el premio. / Luis Ángel Gómez

El cuarto premio se ha vendido íntegramente en el corazón del Valle de Ayala, tanto en la administración Casa de Resa como en la pastelería Dastaketa y en el bar-restaurante El Túnel

MARÍA JOSÉ PÉREZ , ANDER CARAZO y HELENA RODRÍGUEZ

La Casa de Resa, en Llodio, es la administración de lotería que más vende en Álava para el sorteo de la lotería de Navidad. Y, esta vez, la lógica se ha cumplido. El cuarto premio -el primero de esta categoría en toda la mañana- ha caído de manera íntegra en la administración ubicada en la avenida de Zumalakarregi, en el corazón del Valle de Ayala, con el número 42206. Un total de 170 series. O, lo que es lo mismo, una lluvia de 34 millones de euros.

Los premios de la Lotería de Navidad están muy repartidos por la localidad alavesa, ya que no sólo se han vendido décimos en ventanilla. La pastelería Dastaketa y el bar-restaurante El Túnel han distribuido el número en participaciones de diez euros agraciadas cada una de ellas con un total de 10.000 euros. Un buen pellizco.

«Estamos felices, muy emocionados. Estamos encantados de haber podido repartir esta cantidad. Llevamos muchos años repartiendo suerte y hoy lo hemos hecho de nuevo», ha confesado a EL CORREO con enorme satisfacción Carlos Resa, propietario de la administración fundada por sus padres en el año 1982.

No es la primera vez que la fortuna sonríe a la Casa de Resa, ya que en 2009 vendió también íntegramente el segundo premio del sorteo de 'El Niño'. En total, 60 millones de euros y también muy repartido. Además, en 1990 esta administración dio un premio de la lotería ordinaria con una dotación de 1.300 millones de las antiguas pesetas; en 1997, otro de 1.200 millones de pesetas, y en 2006, en el último sorteo celebrado antes de la Navidad, un primer premio de seis millones de euros.

«Hoy va a ser un día muy largo, pero estamos muy contentos», añade el propietario de la administración, quien también cuenta con un décimo del número cantado a las 11.17 horas, en la quinta tabla, por los niños del colegio de San Ildefonso Yanisse Alexandra Soto y Julián Steven Mendoza.

Hacía tiempo que Álava no registraba semejante lluvia de millones, aunque su gasto en lotería navideña (49,79 euros por habitante) es mucho menor que el de sus vecinos vizcaínos (81,58) y guipuzcoanos (57,79). En 1998, 3.000 millones de pesetas del Gordo (18 millones de euros) cayeron en la localidad riojanoalavesa de Oion y en 2006, un 'pellizco' en Vitoria.

Borja, uno de los dueños de Dastaketa en Llodio. /

20 dulces millones

La alegría ha desbordado la avenida de Zumalakarregi -donde se encuenta la Casa de Resa- y la calle Lamuza, punto en el que se encuentra la central de la pastelería Dastaketa. «Hay más periodistas que agraciados», ha apuntado uno de los que observaban la escena y que desgraciadamente no contaban con un décimo agraciado en su bolsillo.

Pero el premio no se ha quedado solo en el municipio ayalés. Gracias a Dastaketa ha saltado también a Amurrio, Arrigorriaga y Bilbao, donde la pastelería cuenta con diferentes sucursales, a través de 5.000 décimos y otras tantas participaciones. En total, veinte millones. Toda la plantilla de esta cadena de pastelerías ha resultado agraciada, en mayor o menor medida. «No quería que me tocase sólo a mí, a mí lo que realmente me ha emocionado que se reparta entre la gente y los conocidos», ha indicado Borja, uno de los dueños de la firma.

En el establecimiento de Dastaketa de la calle Alameda Recalde, este sábado por la mañana estaban trabajando cuatro empleadas. Una de ellas era la dueña, Mentxu Izarra, que estaba visiblemente emocionada. «Hemos repartido bastante», decía la mujer. Se lo han vendido a vecinos y clientes habituales, sobre todo. «Es una degustación, así que imagínate, hay mucha gente que pasa por aquí a diario», señalaba.

Rodrigo y Vitorino, esposo y padre de una de las trabajadoras agraciadas.
Rodrigo y Vitorino, esposo y padre de una de las trabajadoras agraciadas. / H. Rodríguez

Izarra se mantenía en contacto telefónico con su marido, que atendía a los medios desde Llodio. «Me ha llamado y me ha dicho: 'Ay, Mentxu, que he salido en todos los sitios'. Y encima con ropa de paseo», describía ella. El 42206 es un número que juegan en Dastaketa desde hace años, pero sólo por Navidad. «No he parado de llorar desde que saltó la noticia», se sinceraba. «Es una cosa muy emocionante. Es que no solo te toca a ti, le toca a familiares, amigos, gente que conoces de hace años...», añadía Mentxu que no dudó en poner rumbo al Valle de Ayala para juntarse con la plantilla de este negocio que fundó Isabel Otaola, de 79 años, y que ahora regentan sus hijos Borja y Raúl.. Sin duda era el mejor día del año en este negocio familiar.

¿EuroDisney o Cancún?

El ambiente más festivo estaba en el bar-restaurante El Túnel, del barrio Areeta. Allí estaban Utzo, Juanjo, Bringas y Eldon, una de las cuadrillas de amigos más ruidosas del local. A Eldon ya le vacilaban sus compañeros porque ya le había tocado la lotería en 2009 y es un experto en este tipo de fiestas. No muy lejos estaba Verónica con su hija Arene que compartía un décimo con Maialen, una de las camareras de este animado local. Ellas dos apuestan por invertir el dinero en un viaje a EuroDisney, aunque a la trabajadora del local le apetece más Cancún (México).

En el exterior, el ambiente de jolgorio invitaba a que los conductores que pasaban por la zona tocasen el claxon. Este bar-restaurante es un sitio donde suelen parar los trabajadores de la cercana cantera, por lo que el dinero irá a parar a personas que bien necesitan una aportación.

Lotería de Navidad 2018