La Lotería reparte 22 millones en Basauri... y la Primitiva, 1,6 millones en Zorroza

Así se celebró el premio en el bar de Basuri.. EC/
Así se celebró el premio en el bar de Basuri.. EC

Una administración de Bilbao vende el primer premio del especial de invierno que ha recaído en el número 71.109

LEIRE PÉREZ

Los vizcaínos están de racha. No se han recuperado de la lluvia de millones, cerca de 190, que dejó el sorteo extraordinario de Navidad y se han vuelto a despertar sobresaltados por otro premio. En esta ocasión, el causante de la felicidad ha sido el sorteo Extraordinario de Invierno de la Lotería Nacional celebrado este sábado en Madrid y cuyo primer número ha sido el 71.109, vendido en la administración número 2 de Bilbao, Lotería Martín del Casco Viejo.

Por la noche, en el sorteo de la Lotería Primitiva, 1.625.865,36 euros fueron a parar al barrio bilbaíno de Zorroza, donde un acertante validó su boleto en la Administración número 43, situada en la Carretera Zorroza-Castrejana 18. La combinación ganadora ha sido 7, 32, 3, 43, 41 y 6, si bien no ha habido ganador en categoría especial (6 números y el reintegro).

Por su parte, gran parte de los décimos suministrados por el despacho de la calle Tendería han ido a parar a Basauri, donde la diosa fortuna se ha despachado a gusto. El bar Zubiondo de Urbi ha repartido 22 millones, más de 7 millones correspondientes a sesenta décimos y otros 15 millones del premio especial. El agraciado con esta última cuantía ha tenido además del número 71.109, la fracción 3 y la serie 1.

A lo largo del día, fueron muchos los clientes del bar, que lleva más de cuarenta años despachando cafés y ricas tortillas en el barrio de Ariz, que no dudaron en compartir su alegría. Litros de cava corrieron durante la mañana por el establecimiento. No era para menos. Nunca antes se habían visto en una tesitura igual. «Los agraciados son clientes de toda la vida, llevan con nosotros todos estos años, viniendo a diario y jugando al mus», reconocía ayer detrás de la barra Arantxa Gorostiaga, dueña del negocio junto a su marido Iñaki Abendibar, a quienes han tocado «varios décimos».

«Me enteré por una amiga a través de un whatsapp. Me preguntó qué número teníamos, porque había escuchado que el Gordo había tocado en la administración Martín de Bilbao», reconocía Gorostiaga. El premio que se ha llevado le ayudará «a vivir más tranquila y darme algún que otro capricho. A trabajar con más alegría», aseguraba. Quién sabe, quizá le permita jubilarse antes de tiempo. «No hay que hacer planes a largo plazo, pero está claro que esto ayuda», admitía.

Su pareja, Iñaki, era más optimista. «Pago los cañones que debo e igual dejo de trabajar», anunciaba a los cuatro vientos. «Llevamos toda la vida jugando al nueve y al fin nos ha tocado», aseguraba. «Mi hijo ha estado trabajando en Bridgestone y se le había acabado el contrato hace poco, así que también le podremos ayudar. Le hemos dado dos décimos de los que teníamos porque no habíamos vendido», añadía.

«Para los hijos y los nietos»

El que no pisó el bar Zubiondo fue el ganador del premio especial, dotado con 15 millones de euros. «No sabemos quién ha podido ser, cualquiera», comentaba Iñaki. Otros sí que bajaron a celebrar la fortuna. Tenían ganas de compartir su dicha. «Quitando lo que se queda Hacienda cada décimo está premiado con algo más de 100.000 euros», comentaban los propietarios. Uno de los afortunados, que como todos los días se acercó al bar a jugar al mus, portaba dos décimos. «Me han tocado 260.000 euros. Parece mucho, pero me he quedado con casi nada: he repartido con los dos hijos y los cuatro nietos y el resto, para pagar el coche», comentaba sin revelar su identidad. El propietario del negocio le llamo por teléfono para darle la noticia. «Ni me lo creía, no sabía ni qué número tenía», admitía. «Te ha tocado el Gordo, te ha tocado el Gordo», gritaban en el bar cuando accedía otro cliente habitual. Eliodoro Torres, un basauritarra de 84 años ni se inmutaba. «¿A mí?», se sorprendía. «Lo compraste», le recordaba Iñaki. «Bien me vendrá y algo ya le daré a uno de mis nietos», anunciaba.

Además de en Bizkaia, el Gordo también se ha podido adquirir en Granada, Huesca, las Palmas, Madrid y Tenerife, mientras que un segundo premio, el 55.778, dotado con 250.000 euros a la serie, ha recaído en Sestao.

La administración de lotería Martin, felices tras el primer premio.
La administración de lotería Martin, felices tras el primer premio. / PEDRO URRESTI