El Correo

Pellizco a pellizco, 1,4 millones en Álava

fotogalería

En la administración de La Oca, en Sancho El Sabio, brindan por el segundo premio. / Igor Aizpuru

  • 19 décimos de los premios segundo, cuarto y quinto y la terminación del Gordo dejan entre Vitoria, Araia y Murgia un botín desconocido en años

Apenas habían transcurrido tres minutos del sorteo extraordinario de la Lotería de Navidad –aunque todo estaba preparado para las nueve de la mañana, hasta las 9.11 no se empezaron a cantar los números– cuando ya salió uno de los premios importantes, el cuarto, en el 59.444. Bilbao, Barakaldo, Portugalete, San Sebastián, Hondarribia, Pamplona... Fueron algunas de las localidades agraciadas. Vitoria y Álava en su conjunto volvían a quedar al margen. La historia de siempre, pensarían algunos. La suerte volverá a pasar de largo, anticiparían otros –craso error a posteriori–. Es el día de la salud tocaba decir.

Pero no. Una hora después los niños de San Ildefonso cantaban el 22.259, un quinto que también se había distribuido en la capital alavesa. «Ha sido por terminal, un décimo que se lleva 6.000 euros», relataba una satisfecha Blanca Pagola, trabajadora de la administración de la calle Badaia 22. Y con ese premio empezó a animarse un 22 de diciembre que en los últimos años había sido un día más. De hecho, en 2015 el retorno económico, según las primeras estimaciones, fue de 86.000 euros; y en 2014 los premios repartidos sumaron 300.000.

Nada que ver con el botín sumado ayer en el territorio alavés. Porque aunque la cifra oficial ofrecida por la delegación de Loterías y Apuestas del Estado en Álava ascendía a 485.000 euros en premios –por el segundo, un cuarto y un quinto–, lo cierto es que esa suma económica al menos se triplica, por encima de los 1,4 millones, incluyendo las terminaciones del Gordo o del tercero, por ejemplo.

Estreno a lo grande en La Oca

«Además de un boleto del segundo con 125.000 euros, hemos vendido más de 1.600 décimos terminados en 13 –las dos últimas cifras del Gordo–, una terminación a la que estamos abonados, y que suman otros 200.000. Y también el tercer premio acabado en 48 va a suponer otros 160.000 euros –1.600 décimos de 100 euros cada uno», explicaba Daniel Ollora, que junto a su madre, Lourdes Moreno, está al frente de la administración La Oca, en Sancho El Sabio 2. Han tomado este año el relevo de Roberto Zaldívar e Isabel Madariaga, «pero hoy (por ayer) estamos aquí todos juntos celebrándolo con nuestros clientes».

Del número 4.536, agraciado con el segundo premio, también se vendió un boleto en la administración número 20, la del centro comercial El Boulevard. Se distribuyó por máquina –no por ventanilla– de ahí que Julio Zárate, su responsable, conociera por EL CORREO la noticia. «¡Qué alegría me acabáis de dar! ¡Me está temblando todo!», bromeaba. «En el albarán de décimos físicos no me consta, eso significa que se ha vendido a través de la terminal. Se pierde en parte la magia pero al final lo que cuenta es el premio», de 125.000 euros, añadía. Además, «hemos dado terminaciones de los tres primeros que pueden sumar otros 225.000 euros», confesaba.

Otro boleto del 4.536 con esa cantidad –Hacienda se queda el 20% sobre importes superiores a 2.500 euros– se vendió en el estanco de Reyes de Navarra 36.

En julio y en ventanilla

Además de este segundo tan repartido, uno de los dos cuartos –el 7.211– también llegó a Vitoria, al estanco de Cuchillería 25. 20.000 euros cada décimo expedido en máquina. También mediante esa modalidad repartió un quinto premio (19.152) el restaurante Umandi de Araia. «Es la primera vez que vendo lotería y ya doy suerte», se felicitaba Aitor López de Munain. Quien posea ese billete tiene 6.000 euros.

Tres décimos con el mismo valor cada uno despachó el estanco de Murgia, en este caso del penúltimo quinto premio de la mañana de ayer, el 68.981.

En La Herradura, la administración de lotería de Olaguíbel 35, Ainhoa y Javier vendieron en verano una serie con diez décimos del 60.272 –otro quinto premio–. En esas fechas, «en julio es cuando nos traen la lotería de Navidad» y pronto se distribuyó, «todo en ventanilla, quizá gente del barrio, quizá turistas... No sé», confesaba ella. Pero además de esos 60.000 euros –6.000 por boleto– hemos tenido las dos últimas cifras del segundo y del tercero. "Sumando eso y también pedreas que ya conocemos, calculamos al menos 330.000 euros más", concluía él.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate